¿Apostar a la construcción de una casa o comprar un apartamento?

Cuando el deseo de tener una vivienda propia, o de adquirir una nueva propiedad, se hace tangible, comienzan a surgir disyuntivas muy recurrentes, y de ellas la más relevante es si conviene construir una casa propia o comprar un departamento.

Existen muchas razones para pensar que un departamento es una mejor idea, puesto que el proyecto está en manos de otros y solo debe preocupar el resultado; además, los edificios pueden ser más seguros y más fáciles de mantener por tratarse de superficies algo menores.

Pero lo que se sacrifica al elegir comprar un apartamento es la posibilidad de tener un hogar hecho completamente a la medida de las necesidades de sus futuros habitantes. La construcción del hogar propio es la máxima expresión de la personalización de un producto, puesto que todos los detalles se evalúan a partir de las necesidades, los gustos y el modo de vida de una persona y su familia.

Aquí hay algunas razones por las que muchas personas están optando por diseñar una casa desde sus cimientos, en lugar de adquirir un departamento ya terminado.

  • Es una inversión inteligente. Si bien adquirir un inmueble siempre es una buena opción para invertir el dinero, cuando la inversión también incluye la compra de un terreno, la operación se revaloriza, puesto que un terreno ofrece muchas más opciones de construcción y de negociación que un departamento. Además, la  sobre construcción de departamentos habilita la posibilidad de que sus valores se desplomen dentro de un breve período de tiempo.
  • Se pueden aprovechar tecnologías muy interesantes al construir. Adquirir un departamento ya construido no brinda la posibilidad de contar con tecnologías de ahorro de energía o de aprovechamiento de recursos sustentables. También en la elección de los materiales se pueden tomar decisiones que favorezcan al medio ambiente.
  • Estar interiorizado de las etapas de un proyecto de construcción permite intervenir en favor de su bolsillo. Con la elección de materiales y de detalles y terminaciones de la construcción puede darse un ahorro importante de dinero, por ejemplo escogiendo un proveedor por su precio o buscando personalmente algún material para ahorrar los costos de envío. Por esto es recomendable involucrarse con el desarrollo del proyecto de la vivienda.
  • Tener control sobre el diseño y la obra es invaluable. Desde el mismo momento en que se plantea cómo va a ser la casa, se la va modificando hasta lograr que cumpla con todos los deseos de quienes la habitarán luego. Es la oportunidad perfecta para habitar ambientes soñados, donde vivir será mucho más placentero que en un departamento de diseño estándar.

La posibilidad de cuidar cada detalle es una de las grandes ventajas de optar por la construcción. Es importante recordar que estar involucrado en un proyecto de ingeniería de una vivienda implica tomar todas las decisiones, desde qué mármol o granito utilizar para la encimera, hasta el tipo de ducha que se desea en el servicio. Puede ser una tarea muy demandante, pero brinda una opción única: la de habitar la casa con la que siempre soñó.

Leave a Reply