Conoce los distintos estilos de arquitectura

Ubicar a una construcción dentro de un estilo arquitectónico permite identificar una obra, justifica las decisiones relacionadas con la decoración, expresa los deseos e intenciones de sus ejecutores a la hora de diseñarla. Los distintos estilos de arquitectura se dejan ver desde el diseño de las plantas, su trazado bi-dimensional, y luego en los detalles del interior y en el exterior de las construcciones cuando se tienen en cuenta los aspectos decorativos.

La identificación de los estilos arquitectónicos no es privativa de los arquitectos, sino que interesa a mucha gente. Existen muchos indicios para detectar la época en que una construcción se inspiró, de dónde fueron tomadas las ideas y hacia qué ideal estético apunta desde su diseño. A continuación, se verán en una lista los estilos más relevantes y sus rasgos más particulares.

  • El estilo clásico toma su inspiración de las sólidas e imponentes construcciones de la Antigüedad, de la mano de los griegos. Este estilo dio lugar a la formación de un estilo occidental. Este estilo es atemporal, no pasa de moda, es en general una elección de éxito.
  • El colonial es el estilo que caracteriza a muchas construcciones del siglo XIX en América Latina, especialmente en las costas pacíficas. Se trata de un estilo de arquitectura introducido por los españoles y no debe confundirse con el estilo colonial de Estados Unidos. Se caracteriza por las casas con distribuciones espaciales que integran un patio central y habitaciones a su alrededor.
  • El estilo art nouveau (arte nueva en francés), también llamado modernismo, tiene como rasgo principal su ruptura con lo clásico: las líneas limpias y minimalistas, modelos funcionales, materiales muy nobles. Surge a finales del siglo XIX y es un manifiesto del cambio social durante la segunda Revolución Industrial.
  • El art deco es un estilo que surge y se vuelve muy popular entre la década de 1920 y la de 1940. En la actualidad, muchas restauraciones se inspiran en este estilo por su valor estético, se trata de una decoración muy divertida donde abundan las tramas o patterns geométricos en tonos adyacentes.
  • Se llama estilo moderno a aquel que utiliza líneas simples y prioriza la funcionalidad en su arquitectura. Es un estilo que aprovecha los espacios de forma óptima, busca la simetría y propone rasgos decorativos muy simples, con colores neutros y mobiliarios rectilíneos.
  • El estilo minimalista, que tuvo su auge en Latinoamérica a fines del siglo XX y principios del XXI, consiste en ambientes de estructura funcional, donde la ornamentación es casi nula y responde a los criterios de ubicación y orientación de la cultura japonesa. El blanco es el tono estrella en las construcciones que siguen este estilo de arquitectura.

Con estas caracterizaciones básicas será sencillo identificar a qué estilo de arquitectura responden las distintas casas y obras con las que uno puede encontrarse. Lo bueno de poder identificar los estilos es que se vuelve más simple tomar ideas que luego se implementarán en la casa propia, y la exploración de esa línea arquitectónica indicará qué complementos son los más recomendables para cada tipo de construcción.

Leave a Reply